Buscar en este blog

Envía tus textos a

ENVÍA TUS TEXTOS A literablog@yahoo.com

viernes, 15 de noviembre de 2013

"Viltrania. Parte 3" de Elizabeth Burch

Tras esto, el rostro de ese perfecto ser humano adoptó una expresión preocupada. Sin duda, no se esperaba tal reacción. Se había dirigido a mí de una forma de lo más educada y yo ahora le había hecho quedar como un idiota. Cuando alguien te responde con un: “¿Qué?” la mayoría de las veces, quiere decir que ni siquiera se ha dado cuenta de tu presencia. Luego, es humillante y por eso, quise rectificar.
-Lo…lo siento-tartamudeé- me llamo Leyre y, lo cierto es que estoy un poco perdida. A lo mejor tú podrías ayudarme.
Me dio la impresión de que, ahora, Ken parecía estar igual que desconcertado que yo, aunque, sea lo que sea que le inquietaba, se lo guardó para sí. Se limitó simplemente a mirarme de arriba abajo y, por su expresión, supe que no soy la única que opinaba que estar en medio de la playa, sola, en camisón y descalza, es un tanto raro.
-Por supuesto. Acompañadme-decía mientras se daba la vuelta y comenzaba a caminar- una dama como vos no debería andar sola. ¿Por qué estáis sola? ¿Y…-se dio la vuelta para mirarme- así?
“Tierra trágame” Podía sentir cómo las mejillas me ardían. Sin duda, estaba pasando los minutos más bochornosos, humillantes y vergonzosos de mi vida. Por una vez que conozco a un chico tan terriblemente bueno, voy yo y la fastidio con mi ridículo saco de dormir, mi cola desgastada y mis delgaduchos pies al aire libre. No me gustaba parecer un bicho raro. Así que decidí no empeorar la situación diciéndole que no tengo ni la más remota idea de dónde estoy, qué hago aquí y cómo llegué. Así que, digamos que… mentí.
-Salí a dar un paseo, llegué aquí por casualidad y ya no sé cómo volver.
-¿Salisteis a dar un paseo descalza?
“¡Uy! ¡Qué fallo! No había pensado en eso”

-Me robaron-solté de golpe-...los zapatos.