Buscar en este blog

Envía tus textos a

ENVÍA TUS TEXTOS A literablog@yahoo.com

viernes, 15 de noviembre de 2013

"¿Recuerdas...?" de Jimena Abella

-¿Recuerdas el día en que nos conocimos?
-(Silencio)
-No me lo puedo creer ¿Es que aún no te acuerdas?.
-¡Pues claro! El primer año de la facultad, aunque me dijiste que ya nos conocíamos de antes.
-Me lo imaginaba, sigues sin recordarlo.
-¿Yo? ¿De qué me estas hablando?
-Jamás olvidaré aquel día,era una noche de...
-Espera un momento, pero si yo.....
-¡Cariño, déjame hablar!
-Pero yo...
-Escucha, era una cálida noche de agosto, la luna resplandecía y las estrellas...
- No conocía esa faceta tuya ¿desde cuando eres tan poético?
-¡Escuuucha! Volveré a empezar ….
Fue el verano antes de comenzar la universidad, fuiste con tus amigas al pub al que solíamos ir mis colegas y yo. Entrasteis riendo en aquel lugar y os sentasteis en una mesa alejada de la nuestra. Todas las mesas os observaban atentamente, salvo yo, minutos antes vi entrar a un par de amigas tuyas que no me llamaron especialmente la atención, así que perdí pronto el interés. Al poco rato mi amigo señaló vuestra mesa, diciendo que esa noche ligaría con alguna de vosotras y fue entonces cuando te vi, estabas hablando con una de tus amigas, aun recuerdo lo preciosa que estabas aquella noche , no parabas de sonreír y de reír. Me quedé como un bobo mirándote, de vez en cuando mis amigos me daban una colleja para espabilarme, pero al poco rato volvía a mirarte.
Habíamos terminado de cenar cuando empezaron a poner música , la mayoría de las mesas estaban en la pista bailando, pero vosotras seguíais sentadas hablando y riendo. En ese momento me miraste, y sonreíste ¡No me lo podía creer! Pero yo seguí mirándote como un tonto. Pronto apartaste la mirada y tus amigas y tú os levantasteis para ir a bailar, casualmente mi mesa hizo lo mismo. Nos acercamos a saludaros y entre miradas y risas acabamos bailando juntos. Y no nos separamos en toda la noche. Estuve contigo hasta que te fuiste, me hubiese encantado acompañarte hasta tu casa pero venían a recogeros. Pensé que no volvería a verte, pero un par de meses después descubro que ambos estudiábamos derecho y estábamos en la misma clase. En cuanto te vi fui corriendo a saludarte, pero no te acordabas de mí, aun así nos hicimos amigos muy deprisa y pronto empezamos a salir. Decidí no contártelo por si por arte de magia algún día lo recordabas.... .Y ahora, 30 años después sigues sin acordarte........

  • Te quiero.
    Pero tienes toda la razón, sigo sin acordarme.