Buscar en este blog

Envía tus textos a

ENVÍA TUS TEXTOS A literablog@yahoo.com

sábado, 23 de abril de 2016

"Diario de una persona normal" (Parte 4) de Eva Turmo

Martes 17
 ¿Qué tal diario? Yo mal, gracias por preguntar. Hoy tengo treinta y siete grados centígrados de fiebre. (Seguramente sea porque ayer acumulé tanta ira que estuve a punto de explotar y me entraron migrañas.) Mi madre me ha dado Dalsi y me ha dicho que tire para el cole. (Vaya madre... Aviso para mi madre cotilla: deja de leer mi diario mamá, ayer me diste un discursito sobre que no tengo que copiar en los exámenes, y yo te doy un consejo mamá, ya sé que mi vida es digna de una telenovela, pero necesito privacidad. Además, te avisé el primer día, te dije que si leías mi diario me empezaría a gustar Justin Bieber, adivina quién me gusta... ¡JUSTIN BIEBER! Como dicen los viejos y no tan viejos en el pueblo, quien avisa no es traidor.)
Bueno, a lo que iba. A primera hora he tenido que irme a la enfermería para perderme la clase de Matemáticas. La doctora, Doña Sofía, me ha dicho que debería irme a casa para no contagiar a otros niños. Y me pregunto yo, ¿cómo narices se contagia un dolor de cabeza? Pues eso que nuestra enfermera se podía haber sacado el certificado de enfermera en su casa en un programa de Internet, total, todo ahora se puede sacar por Internet. Así que llamaron a mi madre para preguntar si me podía ir a casa, pero ella dijo que no, que estaba trabajando y que no podía dejarme con nadie. de verdad...
A segunda hora tuvimos Inglés y Agatha explicó el presente continuo, ya que se lo sabía de memoria. O como dice ella: " Present continous". Eso me sonaba a hebreo, pero ella decía que era inglés, ya decía yo que no era una buena estudiante, si ni sabía diferenciar dos idiomas. ¡Ja! 
Después en la tercera hora tuvimos Educa, jugamos al fútbol y me dieron un balonazo en la cara, pero nadie se disculpó, ¿por qué alguien se iba a disculpara con un zombie andante? Era yo la que estaba en medio.
Luego tocaba recreo y por suerte mi madre no me metió en la mochila una manzana, me metió aire, mejor aire a gusanos pensé yo, me equivocaba... Durante las dos horas siguientes me estuvo sonando la tripa de mala manera, los demás niños pensaban que me estaba tirando pedos, genial... Mi reputación (si es que tenía) estaba empeorando, y no quería que me pusiesen un mote, no, Dios mío si existes evita que me pongan un mote. ¡PORFI! Incluso la profe se Ciudadanía me miraba mal. 
A la hora de la comida tuve que engullir una sopa de verduras y un filete de pavo, pero como comprenderás, eso no me saciaba. Así que tuve que robar patatas fritas de los profesores y muuuucho pan.
Por la tarde vino mi madre a buscarme con una cara de preocupación, y cuando vio que estaba pálida preguntó a la cocinera que si tenía Dalsi. (mi madre me estaba drogando, ¿para qué necesitaba yo tanto Dalsi? Bueno pues eso que mientras mi madre se pasaba con las cantidades de Dalsi que tenía que poner en la jeringuilla diciendo que más es mejor, yo estaba viendo pasar a Adam, quien me estaba mirando mal. (Normal, le rompí su escayola.)
Bueno pues esto ha sido todo diario, no te puedo contar nada más eso es información secreta. (O no quiero que lo lea mi madre, también puede ser eso.)