Buscar en este blog

Envía tus textos a

ENVÍA TUS TEXTOS A literablog@yahoo.com

martes, 2 de febrero de 2010

"Violencia" (Mikel Martiarena)



Despertó. La violenta luz se abrió paso a través de sus ojos.Laura comenzó a acompasar su respiración lentamente cuando se dio cuenta de donde se encontraba;una sala pequeña de decoración austera,con una cama en la zona central donde ella yacía tumbada. Detrás, multitud de aparatos e instrumentos médicos.
Los recuerdos comenzaron a llegar a su mente.Estaba en el hospital, a dos calles de su casa.Hacía tan sólo unas horas había llegado del trabajo, y Nacho, su amor o al menos eso pensaba ella , la había golpeado fuertemente en la cabeza. Después de eso no recordaba nada.
Había vuelto en sí en la ambulancia donde estaba acompañada por su hermana , Ana.Le había contado que cuando ella llegó Nacho estaba a punto de matarla.Unos segundos más y no habría vuelto a abrir los ojos.
Laura comenzó a sopesar como sería su vida a partir de ahora y , sobre todo, que sería de su hija, María, que tan sólo era un bebe porque ¿cómo le explicaría a su pequeña que su padre estaba en la cárcel por haber intentado matarla a sangre fría? No queria pensar en ello.
Tiempo después, cuando ya estaba en condiciones adecuadas comenzó a investigar y para su sorpresa dio con la causa de su intento de asesinato: al parecer debido a un malentendido su marido penso que ella le engañaba lo que le llevo a la locura y a perder su humanidad.
Y ahora hazme un favor, tú, si él que esta leyendo o escuchando esta historia, imaginate que te ocurriera a ti, que tu fueras esa pobre mujer cuya vida se ve completamente destruida por las locuras de un ser cruel, y vil que se siente en pleno derecho a arrebatar la vida como compensación por los fallos de su pareja y por el simple hecho de tener suficiente fuerza bruta para hacerlo.
Matar no debe ser contemplado como una opción ni siquiera como la última puesto que es lo que nos arrebata nuestra dignidad como individuos, ni en defensa propia, ni para defender a un ser querido, porque la violencia no se solventa con más violencia.

No hay comentarios: